Sarkozy reivindica la victoria de la derecha frente al socialismo "arcaico" y "fracasado"