Sarkozy, a juicio por la financiación ilegal de su campaña electoral en 2012