Netanyahu descarta un alto al fuego