Los sudafricanos se concentran en la puerta de la casa de Mandela