Nate toca Mississippi como depresión tropical, 12 años después del brutal Katrina