En Manila, los perros piden justicia para las mascotas