Mueren 31 personas en los incendios en California, los más destructivos de su historia