Fallece de un disparo tras abrir la puerta a la policía con un mando de Wii en la mano