Romney se lleva otros cinco estados