Mitt Romney asegura que le gusta poder despedir a sus empleados