Un adolescente da las luces a un coche patrulla en Michigan y acaba acribillado