Merkel: no hay que ser "particularmente desagradable" en las negociaciones