La familia de la mujer condenada a muerte por ser cristiana retira la denuncia