Melania Trump y su hijo se trasladan a la Casa blanca, seis meses después