Melania advierte a Trump de que su mano no está donde debe