Meimarakis confía en que los griegos quieran "librarse de las mentiras" de Syriza