Una adolescente, liberada de su secuestrador gracias a un mensaje en Facebook