Mató a su novio con un zapato de tacón de 14 centímetros