Mata a sus tres hijos, uno de ellos de dos meses, y esconde los cuerpos en un armario