Schulz: Es una "vergüenza para Europa" que se reciba con violencia a los refugiados