Rajoy promete cumplir con los objetivos de déficit y una "profunda reforma" laboral