Margaret Thatcher, amor y odio en su vida y en su muerte