Hallan trozos de fuselaje y la cola del avión ruso que se estrelló en el mar Negro