Lula sale a pie de la sede del Sindicato Metalúrgico y se entrega a la Policía Federal