Víctima de un ataque con ácido, se convierte en imagen de una marca de moda