Latinoamérica celebra el Día de los Santos con color, música y buena comida