El jefe de la policía de Chicago es destituido por el caso de la muerte del adolescente negro