Las lágrimas de una niña separada de sus padres en el interior de un centro de acogida de EEUU