La lava del Kilauea deja medio centenar de viviendas arrasadas