Japón celebra la carrera para conocer al hombre más afortunado del año