Japón recuerda cuatro años después uno de los peores desastres nucleares de la historia