La mafia asesina a tres miembros de una familia en Italia, entre ellos un niño de 4 años