Los agentes israelíes podrán disparar a quienes realicen ataques con piedras