La islamofobia se dispara en Francia en un año marcado por el terrorismo