Estado Islámico nombra un nuevo portavoz que amenaza con más atentados