Este niño ocultaba un cinturón de explosivos bajo la equipación del Chelsea