La sangre rueda por las calles en la festividad de la Ashura en Kerbala