Una oleada de atentados en Irak deja 36 muertos y un centenar de heridos