La Red, el otro campo de batalla contra el yihadismo