60.000 estudiantes toman las calles de Chile