Troy Davis, ejecutado pese a las dudas sobre su culpabilidad