Indignación en Portugal: un tribunal justifica la agresión contra una mujer porque fue infiel