Hugh Herr, recibido por niños de Oviedo como un auténtico superhéroe