La huelga en Francia contra la reforma laboral llega a las centrales nucleares