Hollande visita como público la sala Bataclán, un año después del atentado yihadista