Hollande y Merkel estudian una red de comunicaciones que no pase por EEUU