La reina Beatriz le pasa el testigo a su hijo, Guillermo Alejandro IV