La campaña de Clinton detalla que sufre una neumonía bacteriana no contagiosa