La salud de Hillary Clinton se cuela en la campaña presidencial de EEUU