Hillary Clinton tira de José Andrés para asegurarse el voto hispano